Depilación

Depilación con cera fría: La diferencia con la cera caliente o la templada, es que no existen peligros por quemaduras. Es la opción más indicada para aquellas personas que tengan insuficiencia venosa o varices, ya que al no aplicar calor evitamos cualquier riesgo.


Depilación con cera caliente: La cera caliente tiene una ventaja frente a las demás, ya que al aplicarla, con el calor conseguimos dilatar los poros y el desprendimiento es mucho más fácil y menos doloroso, así el folículo es arrancado de raíz y el crecimiento va aminorando con cada depilación. Los resultados, una piel perfecta y libre de vello durante al menos 3-6 semanas.

Depilación Diodo LightSheer

El láser de diodo lightsheer es la más avanzada tecnología en depilación.
Es un laser de alta precisión, que utiliza un haz de luz que penetra de manera segura en la piel y destruye múltiples folículos simultáneamente.
Está considerado como el más avanzado y efectivo del mundo para la eliminación del vello pigmentado no deseado en cualquier parte del cuerpo.
La luz del láser es absorbida por la melanina que contiene el tallo del pelo y lo calienta a una temperatura cercana a los 100ºC en milésimas de segundo. Este calor es difundido a toda la anatomía del folículo, provocando un deterioro en su estructura, impidiendo que vuelva a regenerarse.
El número de sesiones a aplicar se debe  determinar de forma personalizada, en función del tipo de piel, color del vello y área a tratar. Lo normal suele ser realizar de 4 a 6 sesiones, sobre la misma zona, con intervalos de 2 a 3 meses.  Lightsheer es el láser que menos sesiones requiere.